Encontros da Imagem II: los milagros de Joan Fontcuberta

Joan Fontcuberta. Munkki Juhani da a leer un capítulo del Kalevala a unos suricatos lapones. Museu da Imagem, Braga, 2014. Foto: Mair CaSe

Joan Fontcuberta. Munkki Juhani da a leer un capítulo del Kalevala a unos suricatos lapones. Museu da Imagem, Braga, 2014. Foto: Mair CaSe

Encontros da Imagem te pone al día de lo que está llegando al mundo de la fotografía, mientras disfrutas de lugares como el salón medieval del rectorado de la Universidade do Minho, la torre del Museu Pio XII o Bom Jesus. A pesar de estas mezclas de antigüedad, tradición y lugares típicos de Braga con lo nuevo, la tecnología y los nombres semidesconocidos de los fotógrafos que exponen, uno espera una guinda, inevitablemente, El Nombre, El Fotógrafo. Y llega, vaya si llega. Este año, el Museu da Imagem ha albergado la genial locura de Joan Fontcuberta, uno de los fotógrafos patrios más internacionales y, que ha conseguido arrancar una pizca, minúscula, eso sí, de saudade en esta que escribe.

Fachada del Museu da Imagem, Braga. Foto: Rebeca López

Fachada del Museu da Imagem, Braga. Foto: Rebeca López

La exposición se encuentra en un museo con encanto: la fachada del edificio -que posiblemente date del s. XIX- está unida a una torre tardomedieval que formaría parte de la muralla de la ciudad, por lo que la exposición está repartida en pequeños lotes de fotografías según se va subiendo pisos de la torre. En Miracles & Co., hay que prestar tanta atención a los textos como a las imágenes, ya de por sí narrativas. Fontcuberta nos presenta, mapa de situación incluido, la vida y milagros -literalmente- de los peculiares monjes del monasterio de Valhamönde, en Karelia, entre Finlandia y Rusia. Estos monjes basan sus creencias y fe en el estudio y la práctica de numerosos milagros que narra pormenorizadamente visual y literariamente. Es por sus habilidades que se les ha vinculado a actividades secretas hasta que se destapó un supuesto fraude, por ello que Fontcuberta se infiltrara para investigarlo. La documentación gráfica llega incluso a reproducir las habilidades de los monjes en vídeo, gracias al acceso al archivo audiovisual del monasterio. Se ven milagros como las lágrimas de sangre, la electrogénesis, la ignición fatua, la ubicuidad o la primavera, todos estudiados por los novicios de Valhamönde y con los datos de su origen, fechas y, a veces, monjes conocidos por la práctica de estos u otros milagros. No en vano, nuestro infiltrado ha logrado conocer en persona ni más ni menos que a Harry Potter, traspasar paredes, mantener una conversación con un huevo de avestruz o comer jamón, del bueno, que así funciona mejor, con apariciones de rostros como Jesucristo o Bin Laden.

Vista parcial de una de las plantas. Foto: Mair CaSe

Vista parcial de una de las plantas. Foto: Mair CaSe

La delicada labor de observación y estudio sobre este monasterio ortodoxo nos muestra toda una forma de vida que se tambalea al ser descubierta, y de la que nosotros terminamos formando parte al ver la muestra. Valhamönde ya no es desconocido, sus monjes ya no son hacedores de milagros y Fontcuberta ya no es el novicio Munkki Juhani, ¿o sí? Eso, queda a tu elección.

Joan Fontcuberta. Milagro de la Crionización. Museu da Imagem, Braga. 2014. Foto: Mair CaSe

Joan Fontcuberta. Milagro de la Crionización. Museu da Imagem, Braga. 2014. Foto: Mair CaSe

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Exposiciones y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s