Viajando en el tiempo bajo una plaza

Con todos los avatares que he sufrido durante las tres últimas semanas (que a mí me parecen años), no he tenido tiempo para centrarme en escribir sobre una visita que disfruté como una privilegiada y que, ahora, todo el mundo puede disfrutar desde el pasado 5 de agosto.

Se trata del recién inaugurado centro de interpretación de la muralla medieval de Santander. Debido a las críticas de los ciudadanos, la musealización del yacimiento ha tirado un poco de imaginación, y se ha realizado bajo tierra, a nivel original de la muralla del s. XIII, de la que se conservan algo más de 15m de largo y 3’5m de alto, la mitad de su altura original.

Imagen del vídeo en superpanorámica. Fuente: Agenda Aúna.

Imagen del vídeo en superpanorámica. Fuente: Agenda Santander Aúna. F. Santander Creativa

Hay que reconocer que esta musealización bajo tierra permite aislarse del mundo actual y zambullirse en plena Edad Media. A pesar de ello, el lugar es totalmente accesible para minusválidos, que pueden disfrutar plenamente de los restos arqueológicos.  El furor del Ayuntamiento por ser una Smart City se ha visto traducido en un despliegue de medios digitales para explicar la historia, orografía original y la evolución de Portus Sancti Emeteri a través de personajes más o menos conocidos. Una proyección de un miembro de la familia de los Escalantes (de cuya torre se han encontrado los cimientos durante las excavaciones) da la bienvenida, mientras que más adelante un peregrino, en una reconstrucción en un vídeo en superpanorámica, casi tan largo como los restos de la muralla, explica cómo se llegaba a la ciudad. Un vídeo más, nada más cruzar la Puerta del Mar, como si hubiésemos llegado en un barco para entrar en la ciudad, habla sobre su evolución. La muralla marca los tiempos y las partes de la visita.

No solo es una visita guiada por pantallas, sino que una intérprete de patrimonio, cuyo conocimiento va más allá de la información proporcionada, ha participado, además, activamente en las labores de excavación y clasificación de restos, explica en vivo el dónde, el cuándo o el por qué de esta muralla que se creía totalmente destruida hasta 2006.

La segunda parte la crea el propio visitante, leyendo, interactuando con las tablets que se proporcionan al inicio de la visita, o paseando a “pie de calle” medieval junto al lienzo de la muralla. El doble filo de las tablets es el grado de afinidad y familiarización con estas que tenga el público, ya que, mucha gente de mediana edad, y sobre todo, la tercera edad, no sabrían cómo manejarse con un dispositivo táctil. Sin embargo, unas pantallas muestran parte del contenido en bucle que puede, en cierto modo, suplir ese problema. Por otro lado, hay dos formas de recorrer el otro lado de la muralla: bajando por los escalones y paseando por el nivel original del suelo medieval (un espejo da el efecto de los 7m de altura que aproximádamente medía la muralla) o por la pasarela que permite observar los objetos encontrados en las excavaciones.

Como no solo los restos son medievales (unos baños públicos que estuvieron activos hasta la primera mitad del s.XX se han excavado y documentado, además de la base de la torre de los Escalante, diversas canalizaciones, y la Puerta del Mar y el Portillo de Don Gutierre), los objetos mostrados se corresponden a todo el arco temporal, desde el s.XIII, del que data la muralla, pasando por el s. XVIII con pipas de cerámica procedentes de Holanda hasta el siglo pasado, con pistolas hayadas en los desagües  para las que cada uno puede crearse su propia historia. El final de la visita, un detalle dedicado a los santanderinos y una invitación a conocer la ciudad para los visitantes, lo constituye la pantalla que muestra muchas de las imágenes del Santander del incendio que arrasó parte de la ciudad en 1941 y que, “gracias” a ello, se configuró la trama urbana actual y la propia Plaza Porticada.

El Centro de Interpretación de la Muralla Medieval de Santander no es una visita arqueológica al uso, sino que proporciona una experiencia, que es lo que todos queremos de un espacio de estas características. Es cierto que algunas cosas quedarán aún por pulir, pero no hay cosa mejor que ver las reacciones de los visitantes para saber qué hay que reforzar. Por el momento, se puede visitar con cita previa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Exposiciones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s