Wallpeople Santander; un reto

Quién me iba a decir a mí hace un par de años que estaría formando parte de un evento colaborativo internacional, coordinando su realización en Santander. Wallpeople es esa oportunidad que todo gestor cultural que está empezando a abrise camino, busca; un proyecto que es tuyo y al mismo tiempo de muchas otras personas que hacen lo mismo que tú en distintas partes del mundo para conformar un mosaico de mosaicos. Porque eso es precisamente Wallpeople; un mosaico a nivel local de obras de personas que aman el arte y, de forma espontánea, participan aportando una tesela que no es sino su propia obra, que si se ve desde un mapamundi se convierte en una tesela de un mosaico mucho más grande. Este no se encuentra en un suelo, sino en una pared, un muro que normalmente es usado como, por ejemplo, portería de fútbol para los niños de la zona, tablón de anuncios, lienzo para pintadas de dudoso gusto, o simplemente apoyo para la espalda de quien espera a alguien.

Organizar algo a distancia no es fácil, máxime si te encuentras en la otra punta de España. Sin embargo, querer que tu ciudad, tu hogar, forme parte de algo especial, darle algo que crees que le falta, hace que las dificultades no sean tantas, pero la tensión y el deber moral por que tenga éxito y lograr ser profeta en mi Tierruca, se multiplica según se va acercando la fecha. No en vano, tengo que decir que he contado con ayuda -y muy buena-, de mi equipo, un pequeño satélite in situ para solventar las situaciones que no he podido yo desde el sur.

Llegar a una ciudad como Santander con algo nuevo como esto, es un auténtico reto, ya que ahora comienza tímidamente un despertar cultural fuera de galerías de arte o museos gracias a algunas asociaciones que poco a poco van haciéndose escuchar. He tenido mucha suerte de encontrar la buena respuesta e interés de instituciones tan importantes en la ciudad como Fundación Santander Creativa o la propia Universidad de Cantabria, quien de buen grado ha accedido a dar un nuevo uso a la pequeña plaza que hay en el Paraninfo, cendiéndolo brevemente a la acción de Wallpeople Santander. Ahora falta la respuesta de los medios y, sobre todo, la participación de la gente.

Una aventura que en apenas dos semanas verá su resultado final. Apelo a las tradicionales cruzadas de dedos y toques de madera para que todo salga como es debido y poder repetir en los años sucesivos con más “Wallpleoples santanderinos”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Arte, Exposiciones y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s