Ayer fue San Valentín, festividad pagana y comercial difrazada de santo cristiano que muchos celebran ostentosamente, como si el dinero comprara sentimientos. Yo prefiero el lado romántico, altruista, y gratuito, aunque no sea muy frecuente en mí. Este es mi homenaje a los que sienten sinceramente, con independencia del día, el mes y el año que sea (de ahí que lo publique hoy y no ayer):

¡Qué sueño es aquel en que estoy contigo y no quiero despertar! En el que siento y no oculto lo que pienso, y lo cuento sin mentir ni edulcorar. Con quién más sino contigo. Me despierto, y es contigo con quien quiero despertar, y sin pensar, me levanto de la cama para ver dónde estás. Si te veo, no quiero más. En tus miradas veo caricias, en tus silencios palabras, en tus caricias versos, en tus palabras besos, en tus abrazos la gloria, y en ti el paraíso.


Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uniendo palabras. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s