Nubes

Las nubes tomaban formas caprichosas en el cielo. Mientras el sol se escondía en las montañas, se tornaban en un intenso color nacarado. Las figuras van cambiando modeladas por el viento, sin que nos demos cuenta, hasta que ya sólo es una masa uniforme. Unas pinturas en constante movimiento insertadas en un enorme lienzo azul que abarca lo que alcance nuestra vista, realizadas por una mano invisible perfeccionista que nunca está contenta con su trabajo. Lo que vemos en ellas es lo que queremos ver, productos de nuestra imaginación infinita e inconsciente; contamos dragones de nube, nubes de algodón, algodón de azúcar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uniendo palabras y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s